jueves, 14 de febrero de 2019

Mapa y perfil de la ruta “Yeste y el Ardal”.-


Actividad prevista para el sábado, 23 de Febrero de 2.019.-
En esta ocasión nos desplazamos hasta la localidad serrana de Yeste para realizar una ruta circular alrededor de está, además pasamos por dos microreservas como son la de “El Ardal y Tinjarra” por un lado y la del “Cerro de Rala”, por otro.
Ha transcurrido casi un cuarto de siglo cuando, por estas tierras, el fuego devasto más de 12000 hectáreas y provocó una víctima mortal, corría el año 1994, y fue el peor incendio que se recuerda en la provincia. Sin duda un duro golpe para sus gentes que vieron como las llamas calcinaban la única fuente de ingresos para muchos de ellos.
La ruta comienza en el mismo Yeste, donde cogemos el GR68 en dirección a la ermita de San Bartolomé, a ambos lados se sitúan las “estaciones”, (unos círculos de piedra, en los que se hacen las hogueras de la romería nocturna), también podemos observar algún mirador. En algo más de un kilómetro llegamos a la ermita y continuamos por pista asfaltada que se inicia frente a la misma, seguimos en dirección noreste sobre unos 400 metros y llegamos a un cruce de caminos situado en una explanada, seguimos de frente y a los pocos metros, a la derecha sale un camino ancho que tomamos, y desciende hasta la rambla del arroyo de Celada y a continuación la vereda de Siles.
Siguiendo el GR68 comenzamos a ascender hacia el collado de Boche, cruzando este entre piedras, a la derecha queda la Peña de la Hiedra, desde allí, y siguiendo el mismo GR comenzamos el descenso hacia la aldea yestera, la cual cruzamos en busca del río Tus. A partir de aquí iniciamos una bajada técnica con casi 300 metros de desnivel, y que se encuentra dentro de la microreserva del Cerro de Rala, concretamente por la Umbría de Mañas.
Poco antes de llegar al molino de Chico Reyes, cogemos la pista hacia la izquierda, que durante dos kilómetros y medio nos llevara paralelos al río Tus, donde poco antes de llegar al puente de Moropeche, cogeremos una senda que poco después enlaza con el GR68. Ahora toca subir los 300 metros que antes hemos bajado y que nos deja en Collado Carrascas, pero las vistas y los paisajes bien merecen la pena.
Desde allí y en subida constante nos dirigimos al collado de Bochorna, una vez allí existen dos posibilidades para afrontar la última subida de la ruta al monte Ardal (1439 metros), una por pista y asfalto hasta la cima, y la otra por una senda con una inclinación media de un 30% y donde encontramos algún tramo que supera el 45%. Una vez en lo alto del Ardal, donde las vistas son magnificas, nos dispondremos a descender hasta Yeste, por una senda de cinco kilómetros que nos deja en el mismo pueblo.
Al final habremos recorrido integro el recorrido del último trail de Yeste, celebrado el pasado mes de enero, con algo más de 20 kilómetros y 1088 metros de desnivel positivo, por lo que se califica la ruta como nivel III
Posteriormente nos recuperaremos del esfuerzo tomando unas cervezas, antes de emprender el camino de vuelta.
Ángel Robles Medrano





jueves, 7 de febrero de 2019

Mapa y perfil de la ruta “La Catedral del Senderismo”.-


Actividad prevista para el sábado, 16 de Febrero de 2.019.-
La “Catedral del Senderismo” se encuentra en la Vall de Laguar, uno de los valles del interior de la montaña de Alicante, en la comarca de la Marina Alta, y que tiene cuatro núcleos de población, pero que constituyen un solo municipio: Benimaurell (Poble de Dalt, «Pueblo de arriba»), Campell (Poble de Baix, «Pueblo de bajo»), Fleix (Poble d'Enmig, «Pueblo de Enmedio») —donde se sitúa el ayuntamiento— y Fontilles.
Este singular Valle— municipio, está situado a una media de 500 metros sobre el nivel del mar, está flanqueado por dos sierras: El Barranco del Infierno, maravilla natural, formada por el río Girona, y la Sierra del Cavall Verd o Sierra del Penyó (de 800 msnm de altitud), que recibe este nombre por parecer un caballo dormido.
Por el tortuoso desfiladero del barranco del Infierno, discurre una de las rutas de senderismo más singulares de la región alicantina, el sendero PR-CV 147, más conocido con el sobrenombre de “Catedral de Senderismo”. Recibe este nombre por sus más de 6.800 escalones excavados en sus laderas por los antiguos mozárabes, que salvan las subidas y bajadas que plantea el trazado de la ruta al barranco.
Partiremos de Fleix, en el punto de enlace con el PR CV-181, tomando dirección hacia Benimaurell, dejando la carretera asfaltada y tomando el camino hacia la Font Grossa. Una vez pasada esta unos 40m, tomamos una fuerte pendiente escalonada hacia la derecha que nos conducirá al fondo del cauce del río Girona, habitualmente con poca o ningún agua. Al principio, habremos pasado por la cabecera del barranco de Fleix y por el gran agujero excavado en la roca. Una vez llegados a el cauce del Girona, tomaremos, aguas arriba y subiendo, dirección a la Font de les Juvees d´en mig. Pasado este punto, volvemos a bajar al cauce del rio Girona, en dirección a la Font de Reinós. En este punto, cercanos a la cabecera del barranc del Infern, emprendemos nueva subida en dirección a les Juvees de dalt y al barranc dels Racons, continuando en esta dirección hasta el área recretiva de la Font d’Olbis. Volvemos a bajar, en dirección a Benimaurell, regresando a la Font Grossa y al punto de partida en Fleix, en el punto de enlace con el PR CV-181.
Habremos recorrido unos 15 km con cerca de 900 m de desnivel acumulado.
La actividad se cataloga como de nivel III, que supone recorridos en Media Montaña, con desniveles grandes que pueden superar ocasionalmente los 900 m, rutas de larga duración, entre 6 a 8 h. Este tipo de rutas requieren experiencia en senderismo y buena condición física.
El firme, en general es bueno, algo pedregoso en algunos tramos, que exigen atención y cuidado, aunque sin dificultad. Requiere buena forma física, por las continuas subidas y bajadas, escalonadas algunas de ellas, y con cierta pendiente otras.
El sendero está muy bien señalizado con señales de PR (franja blanca sobre amarillo), y los cruces están señalados por postes informativos de dirección: No hay problema en seguirlo.
Es un recorrido de gran belleza por los colores de sus campos (espectacular en algunos puntos, en primavera, por la floración de los cerezos, preciosa por sus paisajes, e interesante por la historia de este sendero.
Para saber más:
https://es.wikipedia.org/wiki/Vall_de_Laguart
https://www.femecv.com/senderos/pr-cv-147
https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/ruta-circular-la-catedral-del-senderismo-ruta-de-los-6800-escalones-fleix-15687247
http://www.casiaventurilla.com/pr147-la-senda-de-los-6500-escalones-la-catedral-del-senderismo





viernes, 18 de enero de 2019

Mapa y perfil de la ruta “Integral Sierra de Orihuela”.-


Actividad prevista para el sábado, 26 de Enero de 2.019.-
La sierra de Orihuela (634 msnm de altura en su punto máximo) está enclavada dentro del dominio bético. Junto con la sierra de Callosa forma una alineación montañosa compuesta por bloques de calizas dolomíticas del triásico, que emergen aisladas en medio de la llanura aluvial. Sus formas son abruptas y muy fragmentadas. Toda la sierra presenta numerosas oquedades, abrigos y cuevas de desarrollo variable, lo que le confiere al abrupto paisaje una cierta singularidad y belleza geomorfológica. Entre su flora destacan manchas de pinar de repoblación y abundantes especies rupícolas con algunos endemismos.
La ruta recorre los siguientes puntos singulares: Rincón de Seca - Paso del Gato -  Cruz de la Muela - Peña de Orihuela o Leja de Millamón - La Naveta – El Corralico – Cabezo Lodroño – Peña Orihuela – Boca del Puerto – Pico del Águila - Boca del Puerto – Urbanización Pinar de Bonanza – Rincón de Seca.
Comienzamos en su cara sur, entre la Pensión el Piste, y Congesa situado en la N-340. Justo al empezar el camino asfaltado tenemos un cartel que nos indica el sendero PR-V 59 que vamos a coger, bastante amplio y fácil de seguir. Al empezar la subida el sendero se estrecha. Seguimos hasta encontrar una indicación que pone Paso del Gato y Escalones en una dirección y Cruz de la Muela en otra, aunque nuestro primer destino es la Cruz de la Muela, merece la pena desviarse un poco para pasar por el Paso del Gato por lo que nos dirigiremos hacia allí. Se trata de una zona algo más abrupta, en la que nos tenemos que ayudar con las manos para subir (trepada muy fácil) y después pasar por un par de oquedades en la roca. Una vez superado el paso, giramos, en fuerte ascenso, a la derecha, para llegar a la Cruz de la Muela, paraje habitualmente muy concurrido.
“Esta gran cruz de hierro (464 m) que está en lo Alto de la Muela, sobre una gran peana de cemento mide más de 14 metros y es la reconstrucción de una colocada en 1942 y que fue aserrada por gente contraria a este símbolo en 1985. Antes que esta, existió otra de hierro colocada en 1910 y que desapareció durante la guerra civil. De cualquier modo, lo cierto es que desde 1715 siempre ha estado presente en este lugar una cruz, primero de madera, que no fue muy duradera por las inclemencias del tiempo o por la acción del hombre, y luego más tarde con la colocación de la de hierro que también ha corrido recientemente varios avatares.”
Volvemos por el mismo camino hasta encontrar una señal que nos indica Leja Millamón o Peña de Orihuela, que ya puede apreciarse como punto más elevado de la ruta, aunque no resulta tan fácil llegar ya que las montañas anteriores nos lo van escondiendo y parece que cada vez está más lejos a medida que nos acercamos. Por lo tanto, seguiremos hacia la derecha en la dirección que nos indica, pasaremos por La Naveta, El Corralico (parada obligada para tomar algo) y Cabezo Lodroño, llegando finalmente al vértice geodésico de la Peña de Orihuela.
Desde aquí y cresteando para bajar, tenemos que estar muy atentos al terreno para no perder el sitio bueno. Vamos a parar a un camino que nos lleva a la Boca del Puerto, donde veremos indicado el sendero PR que nos llevara hacia el Pico del Águila, desde donde, una vez alcanzado, volveremos por el mismo camino, ahora en dirección Cabezo Lodroño, Leja Millamón y Cruz de la Muela, por debajo de la pared por donde antes íbamos cresteando, dejando la Peña de Orihuela arriba.
Cuando llegamos al cruce de caminos tomamos el de nuestra derecha, Senda de San Cristobal, pasamos por el Área Recreativa Pinar de Bonanza, donde hay unas cabañas de madera, y seguimos el sendero para llegar a un punto del camino de subida donde hay una casa en ruinas, y encontramos el camino hasta el punto de salida. Habremos recorrido unos 21 km con algo más de 1.000 m de desnivel acumulado.
La actividad se cataloga como de nivel III+, que supone recorridos en Media Montaña, con desniveles grandes que pueden superar ocasionalmente los 900 m, rutas de larga duración, entre 6 a 8 h. Este tipo de rutas requieren experiencia en senderismo y buena condición física.
Nuestro agradecimiento a Pablo Montoya: https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/integral-sierra-de-orihuela-5221642.





lunes, 7 de enero de 2019

Mapa y perfil de la ruta “Del Batán del Puerto hasta La Atalaya -PR AB 29, 26 y 33-”.-


Actividad prevista para el sábado, 12 de Enero de 2.019.-
Comenzamos el año con una actividad sencilla de senderismo, con el objetivo de volver al ritmo normal de salidas programadas e inaugurar la nueva temporada que empieza, precisamente este año, con el Año Nuevo, y que se prolongará hasta Diciembre, lo mismo que nuestra flamante nueva Licencia federativa.
Y por ser inauguración de nueva temporada, aunque esta vez en Enero, y no en Octubre, como era tradicional, pues, precisamente siguiendo la tradición, vamos a hacer ruta fácil y corta, y al terminar, compartiremos mantel en el Hostal Atalaya, donde María y Pedro nos han acogido siempre con mucha hospitalidad.
La ruta corta con la siempre hemos inaugurado temporada, ha sido la subida al Padrastro de Bogarra: En esta ocasión, vamos a subir a Peñalta, Alto principal, aunque no el más alto, de la Sierra del Agua, que se eleva desde Bogarra hasta Riópar. La mayor elevación de la Sierra es el Gallinero, con 1629 m, seguido del Alto de Peralta, con 1604 m y el Pajonar, precisamente en los Altos de Peralta, con 1512 m, y otros picos próximos de 1516 m.
Para empezar la ruta, nos desplazaremos hasta el Batán del Puerto, aldea de Paterna del Madera por donde transitan buena parte de los senderos de pequeño recorrido de la red Verdenace. Comenzamos a andar en el cruce de la antigua AB-415, que ahora se llama AB-516, y que comunica Paterna con Riopar, con la pista asfaltada que pasa por Casa Rosa, Río Madera, y el Batán.
Al poco del cruce, a unos 300 m antes de llegar al Batán, nos desviamos por el PR AB 29, de la “Juanfría” a Río Madera, cruzando el río de las Hoyas por un pequeño puente. El sendero sigue por la ladera de la Veracruz y el río Madera a la derecha. El río Madera nace, precisamente en el Batán, de la unión del arroyo de los Endrinales y río de las Hoyas. Al cabo de un kilómetro, más o menos, llegamos a las ruinas del Cortijo de Eloy. A partir de este punto, el sendero se hace camino más ancho y, un poco más adelante, se hace asfaltado, en el cruce con el PR AB 26, de Paterna del Madera a la Vegallera, que vamos a seguir, por la derecha, dejando el PR AB 29. Hemos llegado a Fuente Lisa, donde encontramos un área de recreo muy agradable, sobre todo en verano, aunque no tanto en invierno, por lo frío de la umbría. También encontramos un puente, a cuyos pies hay una piedra de la que nace al agua, y que nos permite pasar a la margen derecha del río y continuar, por la izquierda, unos metros por la pista asfaltada que viene desde el Batán. Poco después, a la derecha, parte un carril ancho, que tomaremos, dejando la carretera, para subir al Churrasquero, collado junto a Peñalta. El camino de herradura viejo discurre por la derecha del carril, por el barranco, pero está muy perdido. Ascenderemos por la pista unos tres kilómetros, salvando un desnivel de unos trescientos metros.
Estamos siguiendo el PR AB 26. A unos cuatrocientos metros antes de llegar al collado, en el mismo camino, a nuestra izquierda, podemos ver la Piedra del Asa, y a nuestra derecha en el otro lado del barranco La Piedra de la Ventana, curiosas formaciones que la erosión ha ido produciendo en la roca.
El collado es el extremo de Las Mesas, un llano cruce de caminos.
Nosotros nos desviamos a la primera bifurcación, a la izquierda, y, poco después, de nuevo a la izquierda, para subir al alto de Peñalta. Son 150 m más de subida Es un camino fácil de andar hasta casi el final, en que el camino se pierde, pero, con prudencia, se progresa fácilmente por terreno rocoso y trochas de animales. En lo alto, las vistas en día claro son magníficas.
Continuamos progresando por la cuerda, descendiendo entre rocas y pequeñas sendas, hasta la cabecera de un sendero que se abra paso en el bosque de pinos que ocupa una zona más llana, y que desciende hasta el camino de la Vegallera a las Mohedas, por donde discurre el sendero PR AB 33, que dejamos antes de la subida a Peñalta. A nuestra espalda quedan las Torcas del Pajonar y el cortijo de Peñalta.
Giramos a la izquierda, siguiendo las marcas del PR, en dirección norte, discurriendo por el límite de términos municipales de Bogarra y de Paterna del Madera., atravesamos, en suave descenso, el paraje de Las Charcas y, más adelante, la Peguera, donde comenzamos un descenso más inclinado. Al frente se ven la Dehesa del Val y las aldeas del otro lado del valle del río Madera. El camino ancho -carril- que llevamos va a hacer un giro amplio. Para evitar la vuelta, podemos atajar por una senda que sale por la derecha, para llegar en unos doscientos metros al camino. Se trata de un atajo para ahorrarnos unos quinientos metros. Continuamos por el carril algo más de un kilómetro, para abandonarlo por la derecha en una senda que sigue dirección noreste en un fuerte descenso.
Un kilómetro más adelante, la senda llega a las ruinas de la aldea abandonada de El Navarro. En un kilómetro más, habremos llegado a las Mohedas, aldea de Bogarra. La atravesamos para descender, bien por la carretera, bien por un carrilillo hasta, bien el río Bogarra, bien el río Mencal, que cruzaremos, bien por el puente, bien por el cauce, si no viene crecido, para alcanzar nuestro destino, el Hostal La Atalaya.
Habremos recorrido unos 15 km con unos 500 m de desnivel acumulado.
La actividad se cataloga como de nivel II, que supone recorridos en montaña accesible, con desniveles medianos (de 300 a 600 m), y con recorrido por senderos y montaña que no sobrepasa los 20 km, con una duración media de entre 4 / 6 h, al menos.
Hay bastantes más variantes para esta actividad, pero las dejamos para más adelante o para cuando nos apetezca…



 


sábado, 15 de diciembre de 2018

Mapa y perfil de la ruta “Desde Royo Odrea a la Albarda y vuelta”.-


Actividad prevista para el domingo, 23 de Diciembre de 2.018.-
Este recorrido senderista es un paseo muy agradable por la falda sur de la sierra que cierra la margen derecha del río Mundo, entre la Peña del Caballo (1.206 m) y la Sierra de la Fontezuela, frente a Ayna. Realizaremos una ruta circular al sur de la aldea ayniega de Royo Odrea, para subir al Pico de la Albarda (1.254 m), visitar una cueva próxima a la del Rubio y regresar por el Collado de las Sabinas y la aldea de las Hoyas.
Trataremos de pasar un día agradable y sencillo, visitando rincones espectaculares de nuestra Sierra y compartiendo camino con los compañeros en vísperas de Navidad, para desear a todos, lo mejor en estas próximas Fiestas y un venturoso 2019.
Partimos desde el puente de Royo Odrea por el camino que comunica las huertas por la margen izquierda del río Mundo. A algo menos de 1 kilómetro, a medio camino a las casas de Los Cárcavos, cruzamos el puente que nos sube a las casas frente al cortijo del Pontarrón, donde tomamos el viejo sendero de herradura que sube hasta la fuente de La Albarda por el paraje de Los Ortegas. Sendero que, aunque empinado, se sube bien, entre viejas terrazas de oliveras y pinos.
Desde el collado de los Ortegas, por la derecha, seguimos el sendero. A los pies de La Albarda se convierte en senda, de buen firme por lo transitada. Al cabo de unos ochocientos metros, nos desviamos de nuevo a la derecha, siguiendo hitos de piedra con los que algunos escaladores han señalizado la senda que va a una amplia cueva, encima de las paredes del cañón del río Mundo donde se encuentra la Cueva del Rubio. En bastante singular y espectacular. No hay caminos claros en esta zona, pero daremos una vuelta por el entorno, que las vistas lo piden.
Aprovechando alguna trocha de animales que nos lleva hasta las paredes rocosas de nuestra izquierda, sorteando algo de vegetación y remontando la ladera de la Peña del Caballo, ganamos la cuerda que la une con La Albarda. Desde el Collado subimos por una senda algo pedregosa hasta la cima. Las vistas son espectaculares.
Descendemos por el mismo camino, pero en el Collado, tomamos camino a la izquierda, por la falda norte, cruzando Las Losas de la Albarda, hasta llegar a la carretera que lleva a las Casas del Pozuelo, AB-508. La seguimos, a mano izquierda hasta la carretera AB-3203, a Elche de la Sierra, cruzándola cerca del Collado de las Sabinas. Serán un par de kilómetros de asfalto, para continuar por la pista hasta el collado occidental de la Sierra de la Fontezuela, donde giramos a la izquierda y podemos contemplas, de nuevo, el cañón del río Mundo. Siguiendo la pista, camino muy fácil y cuesta abajo, llegamos a las las marcas del GR 67, que seguimos para llegar al mirador de la carretera AB-3203, a la altura del pk. 65, y continuando el sendero, pasamos por la aldea de las Hoyas, hasta Royo Odrea, final del recorrido.
Habremos recorrido unos 16 km con unos 750 m de desnivel acumulado.
La actividad se cataloga como de nivel II, que supone recorridos en montaña accesible, con desniveles medianos (de 300 a 600 m), y con recorrido por senderos y montaña que no sobrepasa los 20 km, con una duración media de entre 4 / 6 h, al menos.




jueves, 15 de noviembre de 2018

Mapa y perfil de la ruta “Travesía del Calar del Mundo, desde el Puerto del Arenal al Camping de Tus”.-


Actividad prevista para el sábado, 24 de Noviembre de 2.018.-
Comenzamos nuestra travesía por el Calar del Mundo, partiendo desde el puerto del Arenal (1135m), el punto más sencillo para acceder a las elevaciones del Calar y límite natural de las cuencas Mediterránea (Mundo-Segura), y Atlántica (Guadalimar-Guadalquivir).
Comenzaremos a caminar subiendo, siguiendo el sendero GR 66.2, que forma parte del GR 3 Calares, cruzando la Cañada Real de Andalucía, la Cañada del Puerto que también le llaman, hasta la Morra del Navacico, en cota 1.300 m, primer collado, donde, un poco más allá encontramos el vallado de la Cañada de los Mojones que nos advierte de la posible presencia de reses bravas. El camino es cómodo de andar, cuesta arriba, eso sí, pero sin dificultad: algún escalón para salvar resaltes rocosos. Tenemos a la derecha los barrancos que van a formar el arroyo de la Puerta, una zona muy frondosa de pinares.
Bajando hacia la Cañada de los Mojones, se abre un gran prado y una meseta. Cruzamos la cerca y otras dos más por los pasos habilitados para el GR, dirigiéndonos, dejando las marcas de GR a la derecha, y continuando por el sendero señalizado de los Calares, a la izquierda, a través de un magnífico bosque de pinos y carrascas, hasta el Mirador de los Chorros, donde podemos contemplar una vista incomparable del valle de Riópar y todas las montañas que lo cierran, quedando los Chorros del río Mundo a nuestros pies.
El río Mundo nace a través de una gruta natural situada a unos 200 metros de altura del suelo, y al desplomarse forma una bella cascada, más o menos caudalosa. El Mirador de los Chorros se situa 150 m por encima de la gruta. Es un sitio ideal para disfrutar del paisaje y reponer fuerzas.
Continuamos en dirección Este. El camino no tiene pérdida. Seguimos un sendero, una trocha de las vacas que frecuentan el lugar, que nos lleva por una vaguada hasta la plataforma del Calar, meseta caliza de unos 14 km de largo y 4 km por su parte más ancha. En el exterior, la erosión, el agua y el viento han formado un suelo y un relieve de singular belleza, y en sus entrañas, la erosión de las calizas ha formado un laberinto de hoquedades, donde se han documentado más de 35 km de galerías, nacimiento del río Mundo.
Al principio de la vaguada, alcanzamos un nuevo vallado, que cruzamos por la puerta a tal fin, quedando a nuestra derecha. Vamos ascendiendo hasta llegar a un collado que nos separa del vallecillo de la Cañada de las Yeguas, donde se encuentra el Pozo de la Bomba, un antiguo pozo de agua en el que se instaló una bomba mecánica para abrevar al ganado. Desde el 1560m, podemos observar a nuestra izda. al fondo el Polje de la Bomba y detrás el Pico Argel, con sus 1698m, la mayor elevación de la Cuerda de los Tornajos.
Desde aquí, salvamos la Cuerda de los Tornajos, que tiene en el Árgel su mayor elevación, por el collado a la derecha del pico, que resulta el paso más sencillo, sin apenas perder o ganar altura. Desde que dejamos el Mirador de los Chorros, el firme ha ido endureciéndose progresivamente y se ha hecho en algunos tramos, irregular y dificultoso, constituido por lapiaz: Un lapiaz, lenar o pavimento de caliza es un surco u oquedad de dimensiones pequeñas o medianas, separado por tabiques o paredes de roca en algunos casos agudos. Sus dimensiones son decimétricas, aunque en profundidad pueden superar la decena de metros. A esta dificultad también hay que añadir leña y ramas caídas de los árboles de forma natural.
Estas circunstancias no son impedimento a la progresión por el terreno, pero exigen atención al caminar para evitar tropiezos, y calzado que proteja el pie y tobillo, con suela dura.
Nuestro itinerario continúa ascendiendo al Cerro Viboreros (1654m) y Pico Cerrón (1635m), con poco esfuerzo ya que, andando a gran altura, es poco desnivel a salvar.
Pasada la elevación del Poyo de las Collejas, descendemos hacia la izquierda, a buscar la vertiente del valle del Tus, y un antiguo sendero para bajar, que parte del Poyo Cotillas (1440m), un espolón prominente en las paredes que cierra el valle de Tus.
Es una senda vertiginosa, en algún tramo inverosímil, con grava suelta y continuo zigzag. Hay que tener cuidado por la fuerte pendiente y lo resbaladizo del suelo. Por la ladera del valle, terminamos en la aldea de las Lagunicas (1040m). Aquí nos reencontramos con el GR 66.2 que nos llevara al Vado de Tus, y al camping (827m), fin de nuestra travesía.




viernes, 2 de noviembre de 2018

Mapa y perfil de la ruta “Cabeza, Veracruz y Altos del Encebrico”.-


Actividad prevista para el sábado, 10 de Noviembre de 2.018.-


En Noviembre tenemos pocas horas de luz, unas 10. Buscando un lugar de nuestra sierra que no suponga un gran desplazamiento, para una jornada de naturaleza, montaña y senderismo, pues nada como Paterna del Madera y su red de senderos Verdenace. Vamos a recorrer las cuerdas del pico de la Cabeza, de la Veracruz y los Altos del Encebrico, por sendas y por donde no hay sendas marcadas, pero podemos progresar sin excesivas complicaciones para disfrutar de la montaña y su entorno.
Comenzamos la ruta en el cruce del Masegosillo, cruce de la carretera CM-3216, de Vianos a Paterna, y de la renombrada AB-516, antigua AB-415, a Riopar. Nos vamos, paralelos a esta última carretera para cruzarla 600 m más adelante y comenzar la subida al pico de la Cabeza (1.503 m).
Progresamos por la cuerda, por una trocha más que senda, pero buena para subir, paralelos al PR-AB 33, de los senderos Verdenace, que tiene un trazado por camino, más tendido. Con esfuerzo por la pendiente, pero con buenas vistas de los valles que se abren a izquierda y derecha, alcanzamos, primero, la Piedra de la Tejera, de 1.501 m, y un poco más adelante, el pico de la Cabeza. La cuerda es rocosa, pero sin dificultades para andar. Entre ambos picos hemos cruzado el PR AB 33 de nuevo.
Descendemos, y encontramos otra vez el PR, siguiéndolo esta vez, hacia los parajes de la Chaparrosa y la Cruceta, cruzando una pista por el que continúa el PR (que continuaremos después de nuestra vuelta a la Veracruz) y cruzando también, en el mismo punto, el PR AB 25.
Entramos en la Sierra de Veracruz. Recorreremos la cuerda para luego regresar casi hasta el punto de partida, bordeando su vertiente sur. Seguimos andando por una senda, más trocha que otra cosa, sorteando algunas rocas y vegetación, subiendo hasta los 1429 m, con alguna bajadita. La cuerda tiene un par de kilómetros, nada más, pero merecen la pena. Al llegar a Los Colladitos encontramos el camino por el que discurre el PR-AB 33 y converge con el PR-AB 26. Continuamos por el 33, a la derecha, en dirección sur, para dar la vuelta a la sierra. Continuamos por el sendero hasta una pista, en que lo dejamos y por la que continuamos, desviándonos a la izquierda, algo más de 500 m, hasta llegar al sendero PR-AB 25. Vamos a bajar por él, primero a la aldea de la Solana y luego hasta el Batán del Puerto. Allí tomamos el PR-AB 29, que continuamos remontando el arroyo de la Peñuela, por la falda norte de la cuerda de los Endrinales, unos 3 km, hasta la pista al cortijo de Perines. En ese punto dejamos la comodidad de la senda para subir, sin senda y por un terreno pedregoso a la cuerda de los Altos del Encebrico. Son algo más de cien metros de empinada subida, que remontaremos poco a poco. Una vez arriba, y si vamos bien de tiempo, nos acercaremos al extremo noreste de la cuerda, para tener una buene vista de la Veracruz y del valle del arroyo de las Hoyas. Volvemos sobre nuestros pasos (en total habrán sido un par de kilómetros, uno de ida y otro de vuelta), para retomar la cuerda hacia el extremo suroeste, hacia el punto más alto, con 1533 m. Por la cuerda no hay sendas ni caminos, pero se anda bien, a pesar de que el suelo es un lapiaz. Y una vez conquistado lo más alto, todo cuenta abajo hasta el punto de partida por la cuesta de la Cebera, que forma parte del recorrido del PR-AB 24.

Habremos recorrido unos 21 km con algo más de 1.000 m de desnivel acumulado.
La actividad se cataloga como de nivel III+, que supone recorridos en Media Montaña, con desniveles grandes que pueden superar ocasionalmente los 900 m, rutas de larga duración, entre 6 a 8 h. Este tipo de rutas requieren experiencia en senderismo y buena condición física.




lunes, 11 de junio de 2018

Mapa y perfil de la ruta “De El Griego a Royo Odrea”.-

Actividad prevista para el sábado, 16 de Junio de 2.018.-

Esta es la última actividad prevista para la temporada 2017 – 2018 en el calendario de actividades. Pero estamos en una temporada de transición porque pretendemos que la próxima sea la temporada 2019, que comience en Enero y termine en Diciembre. Así, esta es la que todavía estamos tiene que continuar hasta Diciembre. Iremos completando calendario. Somos muchos, e ilusión y nuevas rutas no nos faltan.
Esta próxima actividad es la tradicional ruta corta en Ayna para terminar el recorrido a medio día y llegar a tiempo para compartir comida en un restaurante de la localidad. No es nuestra costumbre terminar actividad en restaurante salvo al principio y fin de campaña. Pero es agradable ir a comer todos juntos en alguna ocasión, en ambiente más relajado. Ayna tiene muchos encantos y está cerca. Pero en esta ocasión vamos a cambier un poco la zona geográfica en la que nos moveremos. Seguiremos estando en zona próxima a Ayna, eso sí, pero vamos a hacer recorrido entre las aldeas ayniegas de El Griego y Royo Odrea.
Comenzamos en el desvio a la aldea de El Griego, aproximadamente en el punto kilométrico 35 de la carretera CM-3216, entre la Dehesa de Ayna y Bogarra. Recorreremos unos 500 m por el carril asfaltado hasta la aldea de El Griego. Y en la curva en el casco urbano de la aldea, nos desviamos a mano izquierda para bajar por un sendero hasta la rambla del arroyo de la fuente de la Parra.
El fondo de la rambla está formado por un sendero fácil de caminar, con una capa de gravilla sedimentaria, que a ratos se ensancha, y que no tiene ninguna dificultad salvo algún árbol caído que hay que esquivar por un lado o por otro. En el trayecto estaremos escoltados por un pequeño talud mientras atavesamos un extenso pinar.
La senda se cruza con varios caminos que comunican con la pista que va desde la dehesa de Ayna hasta el río Mundo, cerca de Royo Odrea. Encontraremos una pequeña represa en la rambla, para contención de avenidas y, poco después, recorridos unos 3 kilómetros y medio, unas ruinas de lo que parece una calera o un pozo. En ese punto, dejamos la rambla y la dirección sur que hemos seguido, para desviarnos hacia el oeste, a mano izquierda, subiendo campo a través hasta la pista que viene desde la Dehesa, un trecho de unos 500 m cuesta arriba para salvando un desnivel de unos 40m.
Seguiremos la pista, con un recorrido más abierto, aunque aún en medio del bosque de pinos, durante algo más de un kilómetro y medio. Subimos a la meseta que cierra el barranco del arroyo por la derecha y del que forma parte la gran peña que forma el Calentín, de 936m, que se eleva a plomo sobre la aldea de Royo Odrea.
Solo encontramos una bifurcación, una vez que hemos superado la subida a la meseta, en el paraje de La Losa, siguiendo desvío por la izquierda. Y al poco del desvío, cuando la pista empieza a girar hacia el este, a la izquierda, y a bajar, nos salimos de ella, por un carril, para seguir sin descender hasta el balcón que forma el Calentín sobre Royo Odrea.
El carril termina pronto y toca continuar campo a través, sin grandes dificultades, aunque sin senda, pero sobre terreno lapiaz, esquivando árboles y matorrales. Será un kilómetro y medio en el iremos bordeando la peña y contemplando el valle del río Mundo, hasta asomarnos por el balcón natural que forma, 200m sobre la cota de la aldea.
Regresamos a la pista de la que nos desviamos, más o menos por el mismo inexistente camino que hemos recorrido cuando veníamos, para inicial el descenso. La pista, con poco tránsito y bastante pendiente, pierde poco a poco el buen firme, descarnada por la erosión del agua. Llegamos a su final, donde confluye con la senda que viene desde la Casa de la Fuente de la Parra y las ruinas de la Casa del Arroyo, hasta Royo Odrea. Tomamos esta senda hacia la derecha, por uno de los recorridos más bonitos de la zona, flanqueados por las verticales paredes del roquedo del Calentín, y sobre el barranco del arroyo.
Llegamos al depósito del agua de Royo Odrea, que se erige en mirador privilegiado sobre la aldea y el valle del río Mundo. A partir de este punto, se observa que la senda, en realidad, es el viejo camino de herradura que remontaba desde la aldea. Baja con bastante pendiente hasta ella, y con el firme deteriorado por hundimientos y la erosión, con piedras y grava, pero transitable con pocas dificultades.
Atravesamos la aldea, cruzamos el río Mundo por el puente junto a ella, y, por el carril que le da acceso, subimos hasta la carretera CM-3203, cerca del “Pontarrón”, donde se encuentra el desvío del carril y donde nos espera el autobús que nos llevará hasta Ayna, para darnos un refrescante baño y comer.
Habremos recorrido unos 12 km, con unos 350 m de ascensión acumulada. Un bonito paseo, que podría continuarse a pie, por las riveras del río Mundo hasta Ayna. Pero eso será en otra ocasión…
La actividad de senderismo, se puede catalogar como de nivel II, que supone recorridos en Baja Montaña, o montaña accesible, con desniveles medianos (de 300 a 600 m), y con recorrido por senderos y montaña que no sobrepasa los 20 km, con una duración media de entre 4 / 6 h, al menos.





lunes, 4 de junio de 2018

Mapa y perfil de la ruta “Cumbres de Calblanque”.-


Actividad prevista para el sábado, 9 de Junio de 2.018.-
Comenzamos en el parking situado entre el puerto y la playa del lastre (Portmán).- FARO DE PORTMAN.


Continuamos el ascenso (a primera hora de la mañana evitando las horas de calor). Gran parte del desnivel se hace al comienzo de la ruta.

Llegamos a las fortificaciones y los acuartelamientos del monte de las cenizas donde encontramos las baterías costeras.



Todo ello con vistas a la bahía de Portmán. Lugar ideal para reponer fuerzas tras el ascenso, breve descanso.


Continuamos la ruta bordeando los acantilados.


Hay que estar atentos y tener cuidado en el camino por su exposición en algunos tramos, pero no es nada técnico.


 

Continuamos hasta alcanzar el extremo de la urbanización del campo de golf.


Seguimos la ruta. A pesar de la proximidad del mar, en junio habrá que combatir el calor.
Hasta llegar a la Cala del Barco:
https://www.youtube.com/watch?v=CFRrAyFZSlg

Hay un restaurante (la cala) Son precios de primera línea de playa, no recomendable para comer (es caro) pero si para tomarse algo fresquito y aprovechar para darse un baño.

Esta sería la parada técnica para comer y refrescarse.


Desde aquí hasta el final de la ruta queda 1 hora y media, máximo 2 horas. Entrando en la zona de Calblanque:


Hacia el final de la ruta el terreno se vuelve más plano y aparecen las playas de Calblanque.


La ruta termina en un parking público que hay aquí, en principio no hay restricciones para autobuses. Si lo hubiera, tendríamos que andar 1 km hasta el parking que hay más adentro, en el centro de interpretación del parque de Calblanque.


La actividad de senderismo, se puede catalogar como de nivel II, que supone recorridos en Baja Montaña, o montaña accesible, con desniveles medianos (de 300 a 600 m), y con recorrido por senderos y montaña que no sobrepasa los 20 km, con una duración media de entre 4 / 6 h, al menos.




Rafael San José Flores.


viernes, 11 de mayo de 2018

Mapa y perfil de la ruta “Circular del Yelmo por la arista”.-


Actividad prevista para el sábado, 19 de Mayo de 2.018.-
Tal vez sea el Yelmo el monte más emblemático y genuino de la sierra de Segura y aún de sus vecinas.
Su silueta tan característica y espectacular, es visible desde muy lejos y desde muchos sitios. Sus elegantes formas, su airosa arista y su "hueco" (otrora un paraíso de jardines colgantes), crean un interesante espacio natural pleno de autenticidad y singularidad.
Ni las carreteras que lo laceran, ni los olivos que lo asedian, ni la ignominia de las antenas que, como corona de espinas humillan su cima, han podido con él.
El monte que glosara Quevedo, ha sabido reinventarse como estación de parapente; y a pesar de todos estos desmanes, y aun del incendio, resurge como un fénix y supone ser un imprescindible del excursionismo en estas sierras.
En esta excursión se pretende hacer un recorrido circular aprovechando los senderos PR y GR que transitan por sus laderas, una pista forestal, y algun que otro tramo campo a traves. Visitaremos el bonito pinar de la cara oeste, algunos lugares singulares y la espectacular arista cimera.
Comenzamos esta vuelta al Yelmo en la pequeña aldea de El Robledo, en la falda más amable de sus laderas. Emprendemos camino por un antiguo PR que ataja las primeras curvas y revueltas de una pequeña pista forestal de asfalto ligero que transita por esta cara. Tras remontar unos 150m, contactamos de nuevo con la pista forestal, que abandonamos rápidamente por la izquierda, tomando otra pista de tierra que circunvala el Yelmo.
Siguiendo por esta pista, pronto llegaremos a la Fuente del Tejo, lugar refrescante, agradable y un pelín hortera. Rápidamente, en las siguientes lazadas, abandonaremos la pista por el hombro izquierdo de una valleja, por un difuminado sendero con muy poco uso. Sabremos que estamos en el sendero correcto si, al poco, tras fuerte subida, nos encontramos con una curiosa "piedra con agujero". Al poco, salimos de la maraña del bosque y nos encontramos súbitamente con el cortafuegos que lacera la cara oeste del Yelmo. Empezamos a subir por él hasta unos mojones que se adivinan unos metros más arriba.
Reprimimos las ganas de subir por cortafuegos y, en su lugar, buscamos un viejo camino de herradura, bastante estropeado que, saliendo por la izquierda del cortafuegos, nos llevará hacia uno de esos lugares que merece la pena visitar y conservar. Este camino ahora a punto de desaparecer por el paso del tiempo, fue en su momento una vía de comunicación para los moradores de los cortijos de la cara norte del Yelmo con sus vecinos del sur; y debió de ser importante, a juzgar por la esmerada factura del "tranco" que salva el espolón de los Castellones. Por desgracia, el camino se difumina poco después de pasar el tranco y justo cuando parece picar un poco hacia abajo a buscar la tinada de José Ojeda, lo debemos de abandonar.
En este punto abandonamos toda senda y entramos en un bosque un poco caótico, siguiendo el flanco oeste, al pie de la poderosa lancha que conforma la cumbre del Yelmo. Buscamos una traza o indicio de una antigua senda muy deteriorada y estropeada en la que tendremos que rodear algún que otro árbol caído. Estamos sobre los 1400 m de altitud, un poco enmatojados rodeando el Yelmo para encontrar su afilada arista, sin pérdida posible de no perder el nivel, pues más pronto que tarde, encontraremos el vertiginoso filo y el vacio de la cara este.
Hay que considerar que, tras el incendio del año pasado, no sabemos qué encontraremos en esta zona. Mis observaciones apuntan a que podremos llegar hasta el mismo filo pero que lo que encontraremos allí ya no será un hermosísimo espolón de 400 metros y su formidable bosque, sino el devastador panorama tras el incendio. En cualquier caso, de poderse llegar al filo, merece la pena hacerlo, por visitar una cueva-abrigo, pintoresca que hay en esta cara y un horizonte impresionante de la sierra de Segura.
Tras visitar la cueva, volveremos sobre nuestros pasos para rodear la parte más vertical y rocosa de la arista, cambiando de nuevo a la vertiente oeste, a partir de ahí, sin sendero, tan solo con la traza de senda de los animales, casi trepando, remontaremos el desnivel sobre la misma arista, buscando una faja rocosa sobre nuestras cabezas, el recorrido en este tramo es de fuerte pendiente, un tramo corto pero de bastante dureza.
En un momento dado, una faja rocosa nos cerrará el paso sobre nuestras cabezas, pero buscaremos un ajustado paso artificial (otro tranco) identificable por una pequeña pintada en forma de flecha roja.
Subiendo este tranco nos encontraremos en la misma arista de nuevo, que en esta parte es muy aérea, pero rodeandola por la cara oeste, podremos encaramarnos un poco más adelante sin apenas dificultades.
Estamos ahora sobre la arista, con el hueco este a nuestros pies y unos paisajes serranos infinitos, camino de las antenas que coronan la cima de este monte. La pendiente se va suavizando y, aunque caminamos campo a traves, ahora el Yelmo nos muestra su cara más amable.
Tras un tiempo indeterminado, que se nos hará corto, llegaremos a la primera de las antenas, desde donde la vista del pueblo de Segura de la Sierra, es de auténtica postal. De las primeras antenas a la cima principal, que alberga las antenas principales, ya solo hay un paseo. En esta parte las sensaciones pueden ser agridulces, (cualquiera que haya estado en el Padroncillo, sabe a lo que me refiero) pero los brillos del sol en el embalse del tranco y las cimas cercanas y lejanas que nos rodean, harán mas llevadero soportar el atropello que se ha cometido con la cima de tan noble monte.
Al final de la arista que traemos, justo antes de terminar en un precipicio, nos encontramos una caseta de vigilancia contraincendios y también una pista de despegue de parapente. Es este un buen lugar para contemplar el horizonte y el valle del alto Guadalquivir, y la mayor parte del PN de Cazorla, Segura y las Villas, Castril, la Sagra, Mágina y aún Sierra Nevada en días claros.
Para bajar, tomamos ahora un delicioso sendero PR que en tres kilómetros de cómodo desdenso, nos deja en una pista forestal de asfalto ligero, continuación de la que tomamos por la mañana, pero en la vertiente opuesta. Caminamos ahora cuesta arriba un trecho, dando vistas a los espectaculares paisajes de la sierra de Segura. Vamos buscando ahora las señales de GR hasta encontrarlas, y salimos nuevamente por el lateral izquierdo, para transitar un corto pero precioso bosque de laricio suspendido en los cortados. Al cabo de un rato de descenso por el GR tomaremos, a la derecha, camino de saca de madera, que baja de forma pronunciada, y que se encuentra muy enmarañado de retamas. Este arrastradero nos deja en una Casa Forestal que preside un paisaje insospechado. De ella parte un camino de herradura muy bien conservado y fácil de seguir que, rodeando el monte entre barrancos, nos depositará de nuevo en la pista forestal asfaltad. De ahí a Robledo, tan solo queda bajar por la pista o tomar de nuevo el sendero PR que se caminó por la mañana.
Ese conocimiento que tenía Quevedo, de Segura y su entorno, queda reflejado en esta "silva":
O sea que olvidado,
o incrédulo del caso sucedido,
o mal escarmentado,
¡oh peñasco atrevido!,
llevas a las estrellas frente osada,
de ceño y de carámbanos armada.
Debajo de tí truena, que respeta tus cumbres el verano,
y allá en tus faldas suena
lluvioso invierno cano; y dónde eres al cielo cama dura
das al Guadalquivir cuna en Segura.
Por demás alto vuelo
te cudiciara el águila gloriosa,
pues arrimado al Cielo, lo que no pudo él osa.
Sobre Olimpos nos muestras por momentos
las determinaciones de los vientos.
Escondes a la vista
el Yelmo con que Júpiter Tonante,
armado en la conquista,
sino te vió triunfante,
te vió caliente y animoso, y vemos
que hoy le arriman escalas tus extremos.
Coronado de pinos
el cerco blanco de la Luna enramas,
y en los astros divinos, que son etéreas llamas,
te enciendes por turbar antiguas paces,
y al cielo vecindad medrosa haces.
Son parto de tus peñas
Mundo y Guadalquivir, famososo rios;
y luego los despeñas
por altos montes frios,
de tan soberbios y asperos lugares,
que pareces que llueves los que pares.
Baja recien nacido,
Guadalquivir, y llega tan cansado,
que le ve encanecido
en su niñez el prado,
con la espuma que hace y con la nieve,
por duros cerros resbalando leve.
Ceñido en breve orilla
llega a tomar el cetro de los ríos,
y en cercando a Sevilla,
le coronan navíos,
por ser tan noble su primera fuente,
que es de los cielos alto descendiente.
Con pasos perezosos
al mar camina, como va a la muerte,
y en senos procelosos
por tributo se vierte,
dónde yace del golfo respetado
por lo que en él Belisa se ha mirado.

Leer más: https://nostalgia-segurena-es.webnode.es/news/poemas-de-quevedo-el-yelmo-de-segura-de-la-sierra-ano-1-670/
Juan Villegas Pascual